“Para algunos el encanto está en el ritual, esa sucesión de recuerdos que dispara la secuencia que de tantas veces vista -vivida-, se hizo reflejo. Los más racionales apelan a los sentidos y hablan de la diferencia inobjetable en sabor y textura. Aunque no es una creación local, la soda (y lo que trae asociado) se convirtió en uno de los pilares de eso que muchos consideran nuestra cultura popular. Alrededor de la mesa, pero también en la imagen de los soderos -sifoneros, sí- que siguen recorriendo los barrios con sus chatas cargadas de cajones con mucho más que una bebida gaseosa”.




You may also like

Back to Top